Ficha de artista: Hanna   1 fans  Hazte fan

Hay una chica en Madrid que sabe cómo abrir las puertas que le ha cerrado la vida a base de "coraje y cojones", como dice la canción. Supongo que llegará el día en el que la música no se etiquete seg

Ver Galerias Ver Vídeos Ver Foro

Biografía

Hay una chica en Madrid que sabe cómo abrir las puertas que le ha cerrado la vida a base de "coraje y cojones", como dice la canción. Supongo que llegará el día en el que la música no se etiquete según estilos, sino según los órganos vitales que participen en la creación. Podríamos recorrer una tienda de discos de sección en sección: "Música hecha con el corazón", en la planta primera; "Música escrita con el cerebro", planta segunda; y en la tercera, al fondo, podríamos encontrar una estantería con "Música hecha con las vísceras". Allí habría una foto bien grande de Hanna mirando desde arriba al resto de competidores. Y competidoras.

Porque la música de esta niña de barrio, de autopista de circunvalación y de cordones de zapatillas pisoteados, es la respuesta inconsciente a todas las bofetadas que ha tenido a bien darle el destino. Algunas han sido tan tremendas como escucharla cantar desgarrada, cerrando los ojos y pidiendo explicaciones a nadie en concreto, sabiendo que la niña ya no es tan niña y que canta para que no duela lo que a otros les habría costado la vida. Hanna canta por pura supervivencia.

¿Y qué es lo que canta? Hanna canta calle. Todo el rato. La avenida principal es su voz, que corre el peligro de romperse en cada verso. Esa voz va avanzando por calles hasta llegar a la plaza del hip hop, o edificio del R'n'B, o a la glorieta de la rumba más contaminada por el rock. Es lo que ha escuchado Hanna desde siempre, casi por casualidad. Sentada en los bancos del parque veía pasar coches, con chicos que derrapaban con las ventanillas bajadas y la música a todo trapo. Y de tanto verlos, de tanto escucharlos, un día decidió alargar por su cuenta esos trozos de canciones hasta tener las suyas propias. Sin más medios que su voz y sus manos para marcar el ritmo, cada día se imaginaba así misma cantando delante de miles de personas que la aplaudirían y la tratarían como a una reina. Entonces podría llevar a su abuela a los mejores restaurantes y se alojaría en los mejores hoteles. Pediría comida al servicio de habitaciones e invitaría a todas sus amigas a comer jamón del bueno hasta ponerse moradas. Porque desde su barrio se veía la ciudad a lo lejos y pensaba que en la ciudad estaba todo lo bueno.

Pura Hanna, así se llama el artefacto que tienes entre las manos. Una autobiografía autorizada y no intencionada de lo vivido y soñado por Hanna hasta ahora. Pura Hanna es alcohol sin destilar. Un disco sin cortar, nada literario. Una piedra en el pie que sirve de mensaje. Unas canciones escritas para vivir, no para lucirlas. Pura Hanna es lo que sale cuando uno no tiene ni idea de nada y sólo quiere sacar la cabeza del agujero y ser lo suficientemente libre como para reír sin deberle nada a nadie.

 

Compra de Entradas

Fan de:

el artista en la web